LA RADIO, EJERCE INFLUENCIA EN NUESTRA SOCIEDAD…..

Cuando se habla de radio se piensa en la creación de imágenes mentales que sean la proyección de las palabras; que cada idea, cada frase, cada situación, tenga un contenido tan claro, expresivo y sencillo; que quienes lo escuchen lo puedan captar sin esfuerzo, aún sin proponérselo y, en ocasiones, hasta sin darse cuenta.
La radio es utilizada actualmente como un instrumento de poder. Con ella se trata de ingresar en la mentalidad de la gente, ya que, si tuviéramos que formar juicios sobre cualquier problema se debería averiguar muchas cosas que se dan por sentadas. Es por esto que la radio influye en millones de personas cada día.
Los medios son considerados y en especial la radio como únicos portadores de la verdad, influyen en la educación de los niños y jóvenes y en la formación de la opinión pública. La idea de comunicación y transparencia ha acompañado la creencia de la ilustración en el proceso social y la emancipación de los individuos. Hoy, esta idea es sospechosa: la comunicación es víctima de un exceso de comunicación
En Colombia la radio nació el 12 de abril de 1923 siendo presidente de la república Pedro Nel Ospina, para la década de 1920 – 1930 si inicio la radiodifusión con el surgimiento de pequeños grupo de radio aficionados en las principales ciudades del país. Por mucho tiempo aparece en el centro del escenario político el enfrentamiento entre los medios radiales y el poder político, con la novedad que ahora se suman medio electrónicos y medios impresos

El 5 septiembre de 1929 gracias a las gestiones del ministro de correo y telégrafos José Jesús García, quien ordeno la adquisición de los equipos de honda larga de un kilovatio, se iniciaron las trasmisiones radiales con la emisora HJN, que inicialmente funciono en el Capitolio Nacional y posteriormente fue trasladada a la calle 26.dándole origen a nuestra radio nacional.
Gran parte de la historia del país en el siglo XX se hizo a través de la radio, porque le permitía a las regiones estar enterado de lo que ocurría en el territorio nacional y el mundo.

En pocos años lo que parecía un medio apenas experimental, gracias a su inmediatez y oportunidad, adquirió fuerza con la transmisión de noticias, encuentros deportivos, radio novelas, y programas humorísticos. fue así como rápidamente la radio se convirtió en un medio masivo por los altos índices de analfabetismo, sacándole ventaja a la prensa porque a diferencia de la radio este iba dirigido a los grupos sociales altos y a los que supieran leer, era mas fácil escuchar las noticias por radio que ponerse a divinar lo que decían.
La radio, juegan un papel importante dentro de la política, que depende hoy más que nunca de los medios, que considera que “en las democracias occidentales se practica una democracia para los medios”, probablemente, sin prestar al ciudadano la importancia que éste merece en la mayoría de los caso. Ahora bien, otra cosa bien distinta es preguntarnos sobre los efectos de estos en los ciudadanos.
En primer lugar, hay que explicar que, hasta ahora, la medición de los efectos de los medios ha seguido el esquema tradicional de la sicología, basado en la publicidad comercial, que entiende la influencia de los medio. Para poder analizar los efectos reales y potenciales de la radio deben ser se debe analizar quién escucha y por qué. Después tendrá un sentido estudiar los cambios provocados por la radio, si la gente la escucha.

Quienes más la escuchan son las personas entre los catorce y sesenta años, sobre todo utilizando el medio como compañía, información o recreación.
Mediante el sondeo de opiniones se estableció que el 45% de los encuestados creen que los locutores radiales alteran la realidad existente, mientras que un 30% opina que en los comentarios políticos de los locutores de radio lo que se busca es causar impacto. Por lo tanto, se concluye que los medios de comunicación, específicamente, la radio no es simplemente el instrumento por medio del cual se de describen acciones o el lugar de donde proviene la información, sino influye sobre las personas, modificando sus modelos de vida, sus elecciones, sus costumbres, el consumo y la opinión pública
En nuestros días el desenvolvimiento de la opinión pública ha adquirido caracteres especiales con el formidable desarrollo de los Medios de Comunicación, cuyo poder, a veces enorme, pueden actuar como manipuladores de la opinión generalizada. El auge de los medios de comunicación han hecho posible el acortamiento de las distancias, manteniéndonos vinculados al resto del mundo. No obstante producen un degradamiento en la sociedad. Actualmente los medios se han convertido en “jueces de la verdad”, son ellos quienes deciden y dictan modas, consumos, modelos de vida. Establecen que es lo correcto y qué es lo incorrecto, y deciden cuales son los hechos importantes y trascendentes del mundo. Muchos canales radiales expresan lo que por conveniencia de políticas pueden hacer, pues los partidos quieren imponer sus reglas y su visión al resto de los ciudadanos. Esto a través de leyes que atentan contra nuestra libertad más básica, que es la de expresar nuestras ideas es por eso que no debemos permitir que las ambiciones políticas de unos cuantos echen al basurero de la historia la lucha de millones de personas por conquistar la libertad de expresión.

La controversia se da ahora en el marco de las negociaciones entre los partidos políticos lo cual es un exceso innecesario y una provocación que da pie a las reacciones positivas o negativas de los oyentes, pues quienes no estamos inmiscuidos en los debates políticos llegamos a concluir que en todos los medios de comunicación y en especial la Radio, han perdido su sentido de responsabilidad social.

En este medio contraponen un argumento impecable: la defensa de libertad de expresión para frenar la que del otro lado pretende imponerse: la imposible objetividad, cuando lo que se debe promover es la civilidad entre los contendientes evitando que haya cruces de “acusaciones políticas” que sean imposibles de probar.

Existen muchos sociólogos, psicólogos, analistas, entre otros que afirman en que la radio ejerce una influencia inédita en la política y mas en los momentos de campañas de elecciones y debates de ciertos temas de interés (leyes, para política, Gigiplitica, farcpolítica, etc), pues queda claro que los programas de opinión por radio han tenido esa enorme influencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: